lunes, 6 de febrero de 2012

CRUCERO NOCTURNO



                            



          La bonanza del tiempo les permitió salir a navegar durante la noche convencidos de que, así, el cumpleaños de María resultaba excéntrico y muy chic. A bordo, algo ligero para comer y abundante acopio de alcohol para pasarlo en grande. Como fondo musical: David Bowie.
Pasadas las horas, todo resultaba normal, reían, hablaban a gritos, bailaban…el licor había producido el efecto necesario para que María cayera al agua, continuaron la fiesta sin prestarle atención. María, chapoteando, pedía ayuda. Su marido, riendo le miró. La fiesta continuó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario