lunes, 6 de febrero de 2012

MI QUERIDA LAUREN

Mi afición al cine comenzó desde muy niña. Las primeras películas que vi en casa, con mis padres, eran en blanco y negro, pero no importaba. Se contaban historias sentimentalmente muy intensas y dramáticas. Amores prohibidos, imposibles, aventuras en tierras lejanas, detectives poniendo su vida en peligro por el favor de una bella y misteriosa dama...Esas era mis preferidas y allí os encontré.
Para mí erais la pareja perfecta, Lauren y Humphrey . Ella lo tuvo fácil porque ya era modelo, él ya estaba situado en el podio de los actores, duros para la acción y tiernos para el amor. Así fueron también sus propias vidas, unidos hasta que él marchó prematuramente y te dejó con dos hijos, sumida en el dolor más profundo.
Le hiciste un largo duelo, pero tenías que resurgir. Durante algunos años más, continuaste siendo la misma elegante y seductora mujer a quién algunos llamaban "La mirada" y mi admiración por ti aún continúa. Sigo viendo tus películas para recordar tu porte, tu profunda voz, tu penetrante y misteriosa mirada que hacía que los hombres pelearan por tenerte.
Repasando el actual elenco de actrices intento buscarte en alguna de ellas...pero no te encuentro.

4 comentarios:

  1. Entiendo que te encandilara la flaca y su querido detective, a mí también.

    ResponderEliminar
  2. Amores que transpasan las pantallas, vidas de cine..., muy bonito.

    ResponderEliminar
  3. Amparo, yo también busco y no la encuentro, ni a ella ni a tantos otros del cine clásico. Justo desde donde escribo, en una de las habitaciones de mi casa, tengo doce fotografías en blanco y negro colgadas en la pared. Todas son relacionadas con el cine. Una de ellas es Bacall en "Tener y no tener". Por cierto que en el guión de esa película trabajó (y mucho) William Faulkner, uno de los más grandes escritores del siglo XX (y de todos los siglos, creo)
    Te dejo un regalito: uno de los muchos brillantes diálogos que jalonan esa obra maestra, con Humphrey y Bacall...
    "Slim: Sabes Steve, no eres difícil de comprender, sólo
    a veces, pero en otras sé exactamente lo que vas a
    decir, casi siempre, las otras veces....las otras veces
    eres un canalla.
    (Slim besa a Harry, al que se empeña en llamar Steve)
    Harry: ¿Por qué has hecho esto?
    Slim: No estaba segura de si me gustaría
    Harry: ¿Cual es el veredicto?
    Slim: Todavía no lo sé..."
    Por cierto, película basada en una historia de Hemingway... Si es que así, claro, ya nos podemos poner a buscar ahora, jejeje.

    ResponderEliminar