sábado, 4 de febrero de 2012

Para William , Audrey y Gregory

Yo también estuve una vez en Roma, querida Audrey.
Cuando pisé sus calles, me llamó la atención que, en todos los quioscos, había expuestas montones de fotografías tuyas y de Gregory recorriendo la ciudad alegremente montados en aquella legendaria Vespa. Parecíais tan contentos...como si, realmente, fuerais dos recién enamorados. Yo creo que vuestras instantáneas estaban allí, para que los turistas, además de comprarlas, imaginaran también que algo parecido pudiera sucederles en Roma: conocer a un atractivo periodista americano llamado Joe o a una joven y delicada princesa como tú llamada Ana.
Me quedé con las ganas. 
Guardo muchas fotografías de mi viaje, pero cuando quiero acordarme de aquella ciudad, prefiero volver a ver "Vacaciones en Roma".

Como tantas veces  se ha dicho en muchas de las entregas de los incombustibles "Oscars": "Gracias, William Wyler".

3 comentarios:

  1. Amparo veo que por fin tienes tu blog, felicidades dobles: por tu bonito rincón y por bello relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Yolanda. Escribiré otro para Valencia Escribe

    ResponderEliminar