viernes, 3 de febrero de 2012

EDELMIRA

 Hacía mucho frío, como siempre. 
Edelmira apartaba la nieve acumulada en la puerta de su casa. La pala pesaba, sus huesos se resentían -¡Caray con la bisagra!-, pensaba. Pero estaba sola, no había nadie que le pudiera ayudar, por eso hablaba consigo misma. Ya no tenía animales en el granero, ni tan siquiera grano.
Cuando salía alguna vez de su casa, visitaba a los demás vecinos, al tío Napias y su mujer la Prudencia, al Ramiro que acababa de enviudar y no hablaba y... a nadie más, porque eran los únicos habitantes que quedaban en aquella aldea.
La Prudencia siempre le daba algún huevo de sus gallinas y un poco de harina para el pan. El Ramiro le daba bacalao en sal, era el único que, aunque no hablaba, en su furgoneta traía todo lo que necesitaban del pueblo más cercano. Ella hacía un pan que olía...como debe oler el cielo y lo repartía entre todos, como siempre. Cosía y bordaba muy bien, porque así se lo enseñaron de pequeña y les arreglaba la ropa a todos los demás.
No existía el dinero entre ellos. No hablaban de la Duquesa de Alba porque no tenían televisión. No votaban porque no sabían qué era eso. No se preocupaban por la dieta Mediterránea porque sólo podían alimentarse de lo que hubiera en el momento. Tampoco tenían reloj, ni prisa ni otra preocupación más que dormir bien, que mañana será otro día...

Mañana...mañana me voy con Edelmira.

5 comentarios:

  1. Con este relato te iniciaste en VE, dentro de poco tendrás el libro en el que aparece en tus manos. Felicidades.
    Vamos a ver si en el libro pone: "no había nadie que le pudiera ayudar"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, lo voy a corregir. No sé cómo estará en el libro porque lo he pulido un poco y a lo mejor he sido yo la que aquí ha puesto quién.

      Eliminar
  2. Sí ya lo había leído, muy bien, Amparo, ahora ya puedes escribir, pero por qué te has dejado tan poco espacio para los textos? Por qué no pruebas de hacer la barra lateral derecha más estrecha? Tú misma lo puedes hacer en diseño de plantilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he arreglado. Es que soy novata.

      Eliminar
    2. Así empezamos todas, novatas "perdías", ahora mucho mejor!!

      Eliminar